El blog de Mercury

La cuestión nacional andaluza.

Podemos hablar del movimiento nacional andaluz en el siglo XX. Pese a la idea de unidad popular del pueblo andaluz desde la conformación e implantación del sistema capitalista de producción y su consiguiente desarrollo cultural y de identidad andaluza, no es hasta el siglo XX, cuando Blas Infante, el padre de la patria andaluza, recoge todo este sentimiento popular andaluz en distintos escritos (http://maa.centrodeestudiosandaluces.es/index.php?mod=blas-infante&tag=obra-de-blas-infante) donde resalta nuestra bandera, nuestro himno, nuestra unidad cultural y popular, nuestros mismos problemas con la tierra y nuestra falta de industria. Tras el asesinato de Blas Infante por los fascistas y la implantación del franquismo, en Andalucía se vive una oleada de represión de grandes magnitudes. Afortunadamente, en Andalucía siempre ha habido un sentimiento natural hacia la izquierda. Esto, más la resistencia antifascista de muchas provincias de Andalucía en la Guerra Civil, junto a las denuncias entre sí, las acusaciones por "rojos", etc, etc, como en todo el Estado Español, supuso el asesinato de miles de personas y la implantación de campos de trabajo forzosos por toda Andalucía. Más de 200 se estiman. Franco se dedicó a mantener en Andalucía todo el trabajo que había hecho la burguesía hasta entonces: mantener la tierra a varias familias y la no industrialización. Esto llevó indudablemente al conocido caso del éxodo andaluz a otras tierras como Catalunya o Euskal Herria, así como a otros países europeos donde buscar trabajo. 

Ya se sabe que cuando la represión es un hecho, la libertad es un deseo. Para la clase obrera andaluza, expulsada por el hambre de su tierra, reprimida por sus ideales, la libertad se hallaba en sí mismos, es decir, en el pueblo andaluz y su propio destino. Todo este sentimiento de unidad popular andaluz se ve in crescendo durante todos los años 60 y 70. Curiosamente, en esta época, el Estado Español se dedica a arrebatar, como siempre, la cultura andaluza para hacerla español. Esto lo podemos comprobar en el cine, en la propia música donde el flamenco, las sevillanas, la guitarra andaluza, incluso los escenarios andaluces son españolizados en todas sus películas y canciones. Franco tuvo devoción por españolizar el flamenco. Todo este "boom" de la cultura andaluza españolizada implica aun más la necesidad popular y andaluza de liberarse para así tener marcado su propio futuro. Tras la muerte de Franco y la llegada de las Autonomías, el Estado Español se plantea seriamente dónde colocar en Andalucía. Se pensó en meterla en Castilla, en dividirla en dos como antaño, en negarle su propia autonomía. Por eso, el 4 de diciembre de 1977, el pueblo andaluz de todas las provincias, ciudades, pueblos, aldeas, se reúnen bajo las banderas andaluzas para reclamar su autonomía. Este gran movimiento popular fue realmente una semilla nacional, pues la unidad popular andaluza ante sus exigencias de autonomía suponen un deseo del pueblo andaluz por decidir su futuro. En esa época, las autonomías estaban vistas de otra forma totalmente distintas a lo que conocemos hoy. Cuando se hablaba de autonomía, para el pueblo andaluz significa autogobierno, decisiones propias. Más de dos millones de andaluces y andaluzas salieron a la calle a reclamar su propia soberania, una semilla nacionalista. Lamentablemente, los oportunistas y traidores del PCE y el PSOE hicieron bien su trabajo, pues a los días siguientes, pese a las exigencias del pueblo andaluz por su autonomía y sus deseos de volver a salir a las calles, estos oportunistas se dedicaron a pedir que no saliesen, alegando que la autonomía con ese acto estaba conseguido. Recordamos que Manuel José García Caparrós fue disparado y herido de muerte por parte de la policía el 4 de diciembre en Málaga mientras intentaba cambiar la rojigualda por la bandera andaluza de la Diputación de Málaga. 

Como buenos oportunistas y populistas, el PSOE consiguió llegar al poder e incumplir todos sus puntos acerca de la autonomía andaluza. Recordemos: "el Manifiesto andalucista de Córdoba describió a Andalucía como realidad nacional en 1919, cuyo espíritu los andaluces encauzaron plenamente a través del proceso de autogobierno recogido en nuestra Carta Magna. En 1978 los andaluces dieron un amplio respaldo al consenso constitucional. Hoy, la Constitución, en su artículo 2, reconoce a Andalucía como una nacionalidad en el marco de la unidad indisoluble de la nación española."

A día de hoy, Andalucía sigue en la misma situación. Una situación económica propia de una colonia, basada en la expropiación, explotación y extracción de materia prima. Con una juventud que debe emigrar, otro éxodo juvenil. Con más del 38% de paro. Las tierras siguen siendo de pocas familias. 

Con respecto al tema cultural, el trabajo del Estado Español es impecable. En la cadena pública de "Canal Sur", se habla un "mejor" castellano que el de Valladolid. Las banderas españolas inundan nuestras calles como otra estrategia política del Estado Español de seguir adoctrinando, incitando a las instituciones de educación, en obligar a enseñarles a lxs estudiantes que el andaluz es mal hablado. Nuestra cultura sigue siendo españolizada, nuestra historia le sirve de motor histórico a la falsa nación española. El flamenco, patrimonio de la humanidad, es español. ¡Y yo con estos pelos! La guitarra que ya he mencionado antes, resulta que es española y no andaluza. En Andalucía parece que no ocurre nada. Solo hay prensa rosa o crónica negra. Se oculta todos los problemas reales que nos suceden. Es una política de silencio, de introducción del españolismo a la fuerza propia de su imperialismo y de sometimiento del pueblo andaluz, que parece olvidar su pasado rebelde. Nuestra artesania y artesanxs, nuestrxs escritorxs, músicxs, pinturxs, demás artistas, licenciadxs e ilustres son españolizados. Y lo peor de todo es que para tener un reconocimiento deben de emigrar de Andalucía. Nuestra cultura va más allá de las fiestas populares que se emiten en los medios, que al parecer en Andalucía solo hay festividad. La idiosincrasia andaluza conforma toda una estructura que define a nuestro pueblo andaluz. ¡Pero ya se sabe, para el Estado Español, todo lo bueno de Andalucía es español y todo lo malo es andaluz! 

Como toda semilla, este movimiento popular y nacionalista andaluz cada vez tiene más fuerza. Nuestra clase obrera comienza a mirar más allá del gobierno andaluz y se da cuenta de que su miseria viene de arriba, tanto como de clase, como de Estado. Parece que en Andalucía solo hay vagos y analfabetos, sin embargo, nuestra economía colonial de extracción supone para Andalucía una de las mayores exportadoras de alimentos y materias primas, aunque nunca son consumidas en nuestras tierras, sino procesadas en las industrias del norte y llevadas por toda Europa y el mundo. En el aspecto militar, Andalucía es uno de los lugares que más carne de cañón ofrece, esto es la juventud que se introduce en el Ejército y en la Policía. Además, Andalucía tiene bases militares estadounidenses y españolas (Rota y Morón) que nos utiliza como lugar geoestratégico para sus fines imperialistas. 

Por supuesto, Andalucía no es comparable con todo el movimiento vasco o catalán, pues tampoco tiene una burguesía nacionalista que responda a estos intereses ni se les de voz. El movimiento andaluz, pese a que ya en la primera república española se hiciera un proyecto de Constitución (Constitución de Antequera de 1883) por parte de la pequeña-burguesía andaluza con el fin de dar un autogobierno andaluz, no ha conseguido tener la voz que movimientos como el catalán o el vasco. Esto es lógico, pues como he dicho, no hay una burguesía nacionalista interesada, ni tampoco ha habido un margen de resistencia tan grande como allí, siendo adoctrinado el pueblo andaluz bajo el españolismo. Como materialistas dialécticos nos queda decir que el trabajo de organización y concienciación de la clase obrera por su liberación, tanto como de clase como de nación, va caminando hacia un futuro esperanzador que esperemos que nos otorgue nuestra Primera República Andaluza de Trabajadores y Trabajadoras. 

Texto recomendado: "Una aportación a la cuestión nacional andaluza" > http://creandopueblo.files.wordpress.com/2011/09/unaaportacionalacuestionnacionaldeandalucia.pdf

La bandera blanca y verde vuelve tras siglo de guerra,

a decir paz y esperanza bajo el sol de nuestra tierra, 

andaluces/zas levantaos/ad, pedid tierra y libertad,

sea por Andalucía libre, los pueblos y la humanidad. 


Lxs andaluces/zas queremos volver a ser lo que fuimos,

hombres/mujeres/gentes de luz que a lxs hombres/mujeres/gentes,

alma de hombres/mujeres/gentes les dimos. 

Andaluces/zas levantaos/ad, pedid tierra y libertad,

sea por Andalucía libre, los pueblos y la humanidad.



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: